Ud. está en: Contenidos > Impacto Ambiental> Gestin ambiental en el feedlot> 04. Pautas y pasos para el diseo del feedlot. Parte1

04. Pautas y pasos para el diseo del feedlot. Parte1

Fecha de Publicación: 10/11/2011

Pautas y pasos para el diseo del feedlot


3.3.1.1. Corrales
3.3.1.1.1. Corrales de alimentacin

1. Tamao
Los corrales de feedlot a cielo abierto, donde los animales pasan todo su tiempo y son alimentados, se construyen sobre piso de tierra compactado y deberan permitir un espacio mnimo de 15 a 20 m2 por animal para que el confinamiento no los incomode. Superficies mayores no generaran inconvenientes (hasta 40 m2), sin embargo corrales muy grandes exponen a un mayor movimiento y tambin al desperdicio de superficies. Deberan planearse para tamaos de lotes no mayores de 250 animales livianos (novillitos o vaquillonas) y no ms de 200 novillos grandes en terminacin (NSW Agriculture, 1998; Sweeten, 2000).

2. Disposicin
La disposicin de los corrales en la geografa del terreno constituye el primer paso en el diseo. Se debera considerar primero las posibilidades de drenaje desde cada corral y la coleccin de efluentes en una va de drenaje comn hacia una laguna de decantacin y laguna de almacenamiento de efluentes. Luego se proceder al diseo espacial de los corrales.
Se sugiere que los corrales sean de 60 m de frente por 50 o 60 de fondo, con una capacidad para 200 a 250 animales. Los 60 m de frente permiten ubicar el comedero en ese frente contando con 30 cm de espacio de comedero por animal para un nmero de 200 animales. Ese diseo rectangular o cuadrado de los corrales no es sin embargo una condicin excluyente de otros diseos ajustados a la topografa, pudiendo los corrales tomar formas diversas adecuados a la pendientes siempre que se respete el espacio mnimo necesario de comedero por animal confinado (NSW Agriculture, 1998; Sweeten, 2000).

3. Piso y pendientes
El relevamiento de las pendientes en el rea del feedlot constituye el primer paso en la eleccin del sitio para la ubicacin de los corrales. Es conveniente que el piso sea lo ms compactado posible y tenga pendiente general (2 a 4 %) en el sentido opuesto a la ubicacin del comedero para que el agua de lluvia y excrementos lquidos tenga una salida rpida del corral. Ello evitar el encharcamiento y anegamiento. Debe particularmente protegerse el rea prxima al comedero incrementando incluso la pendiente en ese sector si existe el riesgo de lluvias frecuentes o de alta intensidad. Pendientes inferiores al 2% exigen de alomados en los corrales y remodelado del terreno para dirigir escurrimientos.
Pendientes superiores al 4% pueden exponer al escurrimiento descontrolado y a la erosin hdrica ante precipitaciones intensas (NSW Agriculture, 1998). El suelo debera ser el ms firme posible para que los efluentes lquidos movilizados por la lluvia no infiltren. En primer lugar la infiltracin provoca anegamientos y compromete el espacio disponible para el animal, dificulta el movimiento de los animales y expone a afecciones de patas y prepucio por estar en contacto con ese medio hmedo y sucio permanentemente. El anegamiento afecta adems directamente al consumo y a la eficiencia de conversin. Los animales comern menos y convertirn ineficientemente debido al gasto energtico adicional de moverse en un medio anegado. En segundo lugar, la infiltracin transporta nutrientes excretados y contamina las aguas subterrneas. La contaminacin de napas por esta va es el principal motivo de deterioro ambiental provocado por las instalaciones de alimentacin de bovinos a corral (NSW Agriculture, 1998; Sweeten, 2000).
El piso del corral se construye generalmente de tierra bien compactada para reducir la permeabilidad al mnimo, idealmente a infiltracin cero. Reutilizan equipos de alta compactacin como rolos pata de cabra de alto peso especfico. Un emparejado y nivelado previo puede ser necesario para evitar sectores quebrados o pozos que reduzcan el rea del corral como que expongan a amontonamientos y golpes entre animales. Es fundamental que el suelo sea compactable, de baja permeabilidad y estable a los cambios de humedad.
Tampoco seran convenientes, las superficies demasiado duras como los pisos de cemento o muy endurecidos con piedra o tosca por sus efectos sobre el animal. Las superficies muy pedregosas resultan frecuentemente en patas lastimadas, heridas infectadas, problemas de articulaciones de las patas y limitaciones al movimiento (NSW Agriculture, 1998).
En casos con limitaciones severas por suelo muy suelto de tipo arenoso, rocoso o con alto contenido de arcillas inestables, sera conveniente remover los primeros 15 cm y aportar suelo franco mezclado con arcillas de mayor estabilidad a los cambios de humedad. Esta prctica resulta frecuentemente demasiado costosa y obliga a revisar el sitio o incluso la regin.

4. Comederos
La ubicacin, tamao y forma de los comederos son responsables en gran parte del xito en el engorde a corral. El espacio de frente de comedero destinado por animal es el primer condicionante del consumo y de la produccin. El espacio de comedero a asignar por animal depender del tamao de los animales, la naturaleza de la dieta (hmeda o seca), las condiciones de accesibilidad al comedero y factores climticos, sin embargo, se considera que 30 cm de frente de comedero son suficientes, no limitantes de la productividad. Ese frente mnimo permite que entre el 65 al 75% de los animales tengan acceso simultneo a los comederos (NSW Agriculture, 1998).
No sera necesario tener espacio para el 100% de los animales en forma simultnea, ya que no todos intentarn comer al mismo tiempo (a diferencia de la suplementacin en pastoreo). Por motivos de higiene, proteccin del piso y de funcionalidad en la distribucin es importante que los comederos estn sobre uno de los lados del corral y no dentro del mismo. Aunque ello imposibilita que ambos lados del comedero puedan ser utilizados por el animal y exige de una mayor longitud de comedero, los aspectos prcticos de la alimentacin lo justifican.
Es necesario que los carros de alimentacin, mixers o camiones de distribucin alimenten de la forma ms limpia posible, permanezcan siempre limpios y no sean expuestos a la contaminacin con efluentes o excrementos, para evitar el traslado o transmisin de enfermedades, contaminaciones, o comprometer la palatabilidad del alimento. En planteos precarios o transitorios, donde se alimenta dentro de los corrales, el tractor y mixer han sido el principal factor de destruccin de piso, anegamientos y complicaciones en el acceso de los animales a los comederos, incluso responsables de accidentes con los animales o con los comederos (golpes, quebraduras de patas y costillas, etc.).
Los comederos deberan coincidir con el sector ms alto del corral o al menos en un rea donde no se corre riesgos de acumulacin de agua y formacin de barro.
En los casos en los que se levanta el centro de los corrales con lomas de tierra para aumentar el rea seca en los corrales, debera asegurase que el agua fluya en la direccin opuesta a los comederos (NSW Agriculture, 1998).
Aunque la forma y material de los comederos variar mucho en funcin del costo, algunos elementos que aportan a la funcionalidad e higiene deben tenerse en cuenta. El comedero debe permitir un acceso fcil del animal a la comida y la recoleccin de la misma sin esfuerzo por parte del animal. Para ello es conveniente que el interior del comedero sea lo ms liso posible, de caras internas redondeadas, sin ngulos que dificultan al animal la recoleccin del alimento o la limpieza rpida. En su exterior es deseable que sea de caras o lados rectos, Ello facilita la limpieza rpida hasta el suelo, evitando la acumulacin de alimento y excrementos debajo del comedero o adherido a sus lados por dificultad de acceso. Esto ocurre con comederos demasiado convexos (ms anchos arriba que abajo, de seccin semicircular o apoyados sobre patas con reas libres). Es preferible levantar el interior del comedero si se estima que quedar muy profundo, con mampostera. En los casos en que los costos obligan al uso de comederos del tipo bandeja, deberan despejarse del piso lo suficiente como para poder limpiar sin dificultad (NSW Agriculture, 1998).
Es conveniente compactar muy bien o proveer un piso de cemento o entoscado de al menos 3 m de ancho a la manera de
guardapolvo en todo el largo del frente de comedero. Ese sector ser un rea de alta presin y mucho movimiento de los animales acercndose y alejndose del comedero. En suelos comunes, frecuentemente arenosos en nuestra regin, ese sector se erosiona rpidamente, se hace pozo y se anega si previamente no ha sido preparado (levantado, enriquecido con cementos o arcillas o entoscado) para soportar la accin de los animales. Esta vereda de cemento deber permanecer limpia por lo que se sugiere una pendiente del 10% y un espesor de 10 a 15 cm, si se fabrica de cemento. En adicin, sera conveniente construir un escaln de 10 a 15 cm de alto y 30 a 40 cm de ancho, a lo largo de todo el comedero, del lado del corral. Esta estructura desalienta a los animales a pararse paralelos al comedero por tiempos largos evitando el exceso de otros al comedero, como tambin a retroceder y apoyarse, rascarse, golpear o defecar sobre los comederos (NSW Agriculture, 1998).
El rea de la calle en contacto con la cara externa del comedero debera permanecer bien limpia. Para ello la calle debe poder limpiarse con facilidad por lo que es conveniente que la cara exterior del comedero sea plana y vertical en 90 con respecto al suelo, caras apertura hacia fuera o redondas dejan reas difciles de limpiar contra el rea de contacto del comedero con el suelo. El alimento que se acumula se descompone rpidamente y, adems de ser un foco de putrefaccin y desarrollo de enfermedades, genera olores indeseables que pueden alejar a los animales del comedero y afectar el consumo voluntario. Algunas experiencias proponen incluso como conveniente dar una pequea inclinacin hacia el corral a la pared exterior (pared que da a la calle de alimentacin) para reducir la posibilidad de contacto con partes mviles de implementos de limpieza con la pared (NSW Agriculture, 1998).
Los comederos debern llevar por encima una proteccin de hierro, madera o alambre que opere de cerco, eliminando la posibilidad de que los animales se metan en los comederos, que desperdicien el alimento y que salten por encima. No existen diseos fijos de protectores, los modernos se hacen de una sola lnea de cao o dos de hierro dispuestas por sobre el comedero, del lado del corral o por sobre aproximadamente el centro del comedero a 40 o 50 cm (ajustable si fuera posible) de altura desde el borde interno del comedero. En el caso de doble lnea de hierro podra instalarse en forma oblicua (corte transversal), quedando la lnea inferior a 35 cm (en lnea vertical desde en centro superior del comedero). Ello permite un mejor acceso del animal al alimento y previene el desaprovechamiento del alimento por cabeceo, pero exige de una mayor estructura. Es posible tambin la confeccin con alambre, reforzando la lnea ms baja con doble hilo de acero. Toda estructura deber sostenerse de la pared del lado del corral y dejar la exterior (del lado de la calle) sin obstrucciones y limpia para repartir homogneamente el alimento. En el caso de los comederos construidos en el mismo sitio, los postes podrn ser embutidos en la misma pared del comedero.
Estos postes sostendrn una estructura de material y forma variables, confeccionados muy simples con un solo cao, vigas de madera, alambre, cable de acero o hierro.
En las figuras se sugieren algunos diseos y formas, aunque cada sistema adoptar la que considere ms prctica.
Debe, sin embargo, asegurarse que la barrera no imponga limitantes a la recoleccin y la deglucin del alimento en ninguna categora animal a utilizar (NSW Agriculture, 1998).


5. Bebederos
El libre acceso al agua limpia y fresca es fundamental para sostener un buen consumo y engorde. El consumo de agua depende de la categora y tamao del animal, la dieta y fundamentalmente de la humedad y temperatura ambiente. Se recomienda la instalacin de dos bebederos separados dentro de cada corral (con capacidad para 200 a 250 animales).
No es conveniente utilizar bebederos muy profundos o de gran volumen. El agua retenida por mucho tiempo permanece generalmente ms sucia, menos fresca. Los animales beben mejor de bebederos poco profundos con alto caudal que renueva rpidamente el agua disponible.
Adicionalmente, bebederos poco profundos son ms fciles de limpiar y sufren menos roturas. El frente de bebedero a disponer por animal es muy relativo al caudal y factores antes citados, pero se sugiere utilizar al menos 3 cm de bebedero por animal.
El diseo de la provisin de agua deber tener capacidad para ofrecer con seguridad al menos 70 litros por animal y por da en verano y la mitad de ese volumen en invierno, para animales grandes (vacas o novillos en terminacin). Frecuentemente se utiliza como referencia el valor de 7 litros por cada 50 kg de peso vivo. La reserva de agua y el caudal debern preverse para ofrecer el agua demandada diariamente en un perodo no superior a 8 horas (perodo que generalmente se inicia con un alto consumo a la hora de ofrecido el alimento de la maana.
En los sistemas que alimentan dos y tres veces por da, el consumo de agua sigue la curva de consumo de alimento, pero se destaca el consumo agua de la maana luego del primer ofrecido de alimento (NSW Agriculture, 1998).
Adems de servir a una mejor distribucin de los animales en el corral reduciendo la presin sobre los comederos, el alejamiento del comedero evita que los animales lleguen a abrevar con mucho alimento en la boca y ensucien el agua.
Sera tambin conveniente que los bebederos tengan un drenaje de limpieza entubado subterrneo de alto caudal y conectado o desembocado en el sistema de drenaje de los corrales. Ello evitara tirar agua en el mismo corral en el momento de lavado del bebedero, particularmente si se estn limpiando con animales en mismo corral (NSW Agriculture, 1998).

6. Lomas en los corrales
Cuando las pendientes han sido previstas y la superficie corregida a pendientes entre el 2 y 6%, no se requieren lomas interiores para proveer a los animales de superficies secas y limpias. Sin embargo en corrales con muy poca pendiente (0 a 2 %) se debe recurrir a las lomas para mantener reas drenadas. Estas lomas funcionan adems de sistema rompevientos dada la rugosidad que imponen a todo el rea de corrales del feedlot. Las lomas permanentes deben construirse con suelo susceptible de ser compactado y resistente a la traccin (NSW Agriculture, 1998; Sweeten et al., 1985).
Se sugiere que las lomas tengan un ancho de al menos 2 m, y una altura de 1 m en el rea de la cresta. Sus lados no debern ocupar todo el corral, sino construirse con una pendiente de 1 en 5. Deber adems tenerse en cuenta la exposicin de las mismas con respecto al flujo de efluentes del corral para evitar generar obstculos al drenaje del corral, evitar generar sectores crticos (como construcciones muy prximas a los lados del corral) que reduzcan el rea til del corral o sean de riesgo para los animales.
Debera adems contemplarse la exposicin para servir de reparo de los vientos predominantes.

7. Sombra
La sombra provee enfriamiento y alivio trmico en regiones donde las temperaturas exceden frecuentemente los 35C y la humedad ambiental es elevada.
Las temperaturas altas resultan generalmente en menor consumo de alimento.
Las razas de origen ceb toleran mejor las altas temperaturas. Por su parte, los animales con mayor grado de terminacin (cobertura grasa) sufren fcilmente de stress trmico.
El grado de saturacin y movimiento del aire son factores centrales en la eficiencia refrigerante de la sombra. El diseo de la sombra deber permitir una remocin rpida y permanente del aire.
Debe tenerse en cuenta que la presencia de sombra es un factor de concentracin de animales, heces y humedad. La disposicin de la sombra deber permitir una alta eficiencia en el uso de la misma, el alejamiento de los comederos en lo posible y tambin un secado del suelo. reas con sombra permanente son ms hmedas y concentradoras de heces. Generalmente las sombras extendidas de norte a sur son ms secas que las de este a oeste.
Se sugiere que el rea de sombra a lograr debera ser de 1,5 a preferiblemente 4 m2 por animal, aunque ello depende de numerosos factores, principalmente del tipo y rigurosidad del calor y de la categora animal (Church, 1989; NSW Agriculture, 1998).
Para evitar restringir el movimiento del aire y alcanzar proyecciones de sombra significativas se sugiere que las estructuras de sombra tengan al menos 4 m de altura y anchos de no mayores a los 12 m, con corredores de aire (reas sin sombra) de al menos 15 m entre franjas. Los materiales de matriz tramada en plstico negro tipo media sombra, comunes en el mercado, son suficientes. Se sugiere utilizar los materiales con no ms de 80% de cobertura en la matriz del material, los de mayor densidad tienden a retener agua y sufren roturas luego de una lluvia.
Es conveniente que la sombra se pueda recoger o retirar en los meses fros para no limitar la exposicin al sol.

8. Protecciones
Forestaciones en cercos prximos a los corrales proveen tambin de barreras al viento reduciendo la incidencia del viento
en climas fros y lluviosos o muy ventosos o incluso como oferentes de sombra. Sin embargo, debe tenerse en cuenta la ubicacin y las caractersticas de la masa arbrea. Los rboles de hoja permanente deben evitarse en las barreras al este y al norte, los de hoja caduca seran los indicados para esos sectores ya que voltean las hojas en invierno y no limitan el ingreso de energa solar en esa poca. Los lados sur y suroeste y oeste pueden protegerse con rboles siempre verdes que representan una barrera permanente a los vientos del sur, fros y frecuentes en invierno.
Las forestaciones se plantean como barrera cuando incorporan ms de una lnea de rboles. La separacin entre estos depender mucho del tipo de rbol, pero desde el punto de vista prctico no deberan tener menos de 3 m entre rboles por las limitantes de la maquinaria para limpiar el rea (malezas, ramas, etc.) o realizar trabajos culturales sobre los rboles. Otros aspectos a considerar en el distanciamiento son los relacionados con la competencia entre rboles y la altura a lograr. A densidades altas, las alturas pueden ser mayores pero es menor el desarrollo lateral de las plantas y su
resistencia. Por otro lado, cortinas muy densas pueden provocar una disminucin excesiva del flujo de aire y ser motivo de incremento de temperatura, humedad, plagas y olores. Se sugiere que el grosor de la cortina no debera exceder 3 veces la altura de la misma. En la medida que la cortina crece en densidad y grosor la pared al viento es mayor, el movimiento de aire a travs de la misma es menor y, aunque el ascenso de aire en la cara expuesta al viento es mximo, el descenso de la masa luego de pasada la cresta de rboles es muy rpido reducindose el tamao del rea protegida. El ancho de una cortina o cinturn de rboles no debera superar las 7 filas en un ancho de 45 m. La proteccin que se alcanza cubre aproximadamente entre 10 a 20 m desde la cara interna de la cortina. Las cortinas multi-especficas e incluso con arbustos permiten incrementar la efectividad rompe- vientos de la barrera (NSW Agriculture, 1998).
Adicionalmente, los bosques o plantaciones pueden proponerse para incrementar la evaporacin de aguas y reduccin del nivel de fretica a travs de la evapotranspiracin de la masa arbrea en reas con drenaje pobre o comprometidas con freticas altas. Finalmente, las plantaciones en cortinas o en bosques permiten mejorar la imagen de todo el rea por su efecto enriquecedor del paisaje.

9. Refugio
La proteccin cubierta o refugio no es frecuente en nuestro pais. En algunas regiones con mucha rigurosidad climtica podran ser consideradas. El refugio protege de inclemencias extremas como tormentas severas, nevadas, vientos muy fuertes o temperaturas muy altas y recurrentes.
. El refugio debe permitir entre 1 a 1,2 m2 por animal, debe estar abierto al norte o noreste y dimensionarse como para que la luz solar acceda hasta el fondo del mismo en el da ms corto del invierno.
La altura debera ser de al menos 2,50 m en la parte posterior, por lo que la anterior ser mayor y dependiente de la latitud y practicidad de la instalacin.
La pared posterior debera tener ventanas de ventilacin o aberturas permanentes para permitir la circulacin del aire (NSW Agriculture, 1998) .

10. Materiales y construccin de los corrales
Los corrales pueden ser construidos con una gran variedad de materiales. En argentina se utiliza comnmente el alambrado comn para bovinos basado en alambre de acero, postes y varillas de madera o hierro, pero pueden utilizarse
caos, maderas o cables de acero. Debera evitarse la utilizacin de materiales agresivos al animal como el alambre de pas, hierros o maderas con aristas agudas o puntas que puedan provocar heridas.
Las estructuras de cable de acero son las que ms resisten la presin permanente de los animales y requieren de escaso mantenimiento. Los cercos ciegos con barricadas de materiales diversos o empalizadas son poco frecuentes por su costo y por impedir el movimiento del aire y la ubicacin de los animales de movimientos externos.
Los cercos entre corrales y la periferia pueden ser de 4 a 6 lneas de hierro, cable o tubo. Cuando se realizan de alambrado convencional, 6 lneas son comunes. La altura del cerco depender del tipo de animal, aunque frecuentemente se las encuentra de la altura del alambrado tradicional, sera conveniente sean de 1,40 a 1,50 m de alto para posibilitar el encierre de todo tipo de ganado bovino.
Se sugiere tambin que el hilo o lnea inferior est a 30 o 40 cm desde el nivel del piso para categoras grandes y entre 20 y 30 en categoras chicas. Cuanto ms cerca del piso est la cerca, mayor es la dificultad de limpieza debajo de la misma y la posibilidad de romperla con mquinas.

11. Calles de alimentacin
La ubicacin de las calles de alimentacin depende de la distribucin de los corrales.
Por estas calles transita el alimento, son las denominadas limpias y deberan corresponderse con los sectores ms altos del predio, con drenaje en un sentido (alejndose de las instalaciones de preparacin de alimentos y de alto trnsito) y abovedadas para que no acumulen agua y barro. La calle de alimentacin debera permitir el trnsito cmodo de dos transportes de alimento en sentido opuesto para ir y poder regresar por la misma sin verse obligado a transitar por calles sucias. El ancho frecuente es de al menos de 5 a 6 m.

12. Calles de los animales
Las calles por las que transitan los animales (o calles sucias) hacia los corrales de alimentacin o viceversa son calles que se ubican sobre el lado opuesto a los comederos. Son ms sucias, estn expuestas al trnsito de los animales y sus excrementos. Estn en reas mas bajas y en ellas tambin coincide la estructura de recoleccin de los efluentes lquidos de los corrales. En ellas (a sus lados) deberan planearse los canales colectores del drenaje de los corrales en trnsito hacia una laguna de decantacin. Deberan tambin ser abovedadas para que permanezcan secas y sequen rpido luego de una lluvia. En estas calles es muy importante el diseo de la pendiente general para evitar que se encharquen y aneguen.

En planteos de encierre que no han tenido en cuenta el flujo y manejo de escurrimientos y efluentes, frecuentemente se observan charcos o lagunas que inutilizan las calles e incluso avanzan sobre los corrales.

Debido a los movimientos frecuentes de los animales en un feedlot y a la alta concentracin por unidad de superficie, si los traslados no se logran con tranquilidad y de forma fluida, el nerviosismo se generaliza y se expone todo el feedlot a trastornos del comportamiento, alteraciones de la rutina y finalmente a depresin o irregularidad en el consumo. El estrs
generalizado puede terminar en depresin inmunolgica y en avance de enfermedades diversas. Es conveniente que estas calles sean lo suficientemente anchas para traslados cmodos pero tambin posibles de ser bloqueadas con las mismas tranqueras de acceso a los corrales.
Un ancho de al menos 3,5 a 4 m sera el indicado. Ello facilita los movimientos de hacienda sin exponer a escapes de animales y corridas no deseables. Tampoco es deseable tener que usar demasiadas personas para cerrar calles o cortar el ingreso de los animales a determinados lugares. Es preferible que esos bloqueos ocurran con tranqueras a las que los animales ya estn habituados. Si fuera posible por la infraestructura y el tamao de los grupos, sera conveniente que esos movimientos de animales los realice una sola persona y evitando en todo momento la presencia de perros (NSW Agriculture, 1998).

Anbal J. Pordomingo