Ud. está en: Artículos  >  Residuos  >  Reciclaje - Reutilizacin  > Reciclado de Residuos Domsticos

Publicado: 4/9/2006

Reciclado de Residuos Domsticos

En la naturaleza es difcil hablar de basuras; una planta muerta o los excrementos de los animales inmediatamente se convierten en alimentos o abono para otros animales y plantas que despus sern asimilados por diferentes organismos... Y
as sucesivamente, una vez tras otra. La vida en la naturaleza funciona de una forma sistmica, equilibrada y compleja; todos los organismos estn interrelacionados y todo se recicla.

Pero este continuo ciclo de regeneracin ha sido perturbado por la accin humana, nosotros somos los responsables de haber introducido sustancias que no son asimilables por la naturaleza, ya que no hay organismos capaces de reciclarlas y convertirlas en vida. Adems, en muchos casos estas sustancias pueden resultar nocivas o txicas.

El modelo de desarrollo y progreso del mundo industrializado se basa en el continuo y creciente consumo de los recursos limitados del planeta, y en la cada vez mayor devolucin de desechos, que al no integrarse de nuevo en el ciclo produccinconsumo, generan costes ecolgicos, sociales y econmicos preocupantes. Nunca la historia de la humanidad ha provocad cambios tan bruscos en tan breve plazo de tiempo.

Resulta imprescindible, por lo tanto, una nueva concepcin que reoriente la produccin hacia el ahorro de energas fsiles.
Una nueva orientacin donde el residuo o desecho del producto fabricado tenga al mismo la misma consideracin que la materia prima para su reutilizacin en el proceso productivo.

Existe un grave incremento de la cantidad de basura generada por la poblacin, no se puede admitir que el no haber llegado
a las cantidades de produccin de basuras por habitante que generan otros pases de Europa o Norteamrica, signifique que los objetivos de reduccin no son importantes para nosotros o que haya que esperar a alcanzar estas cantidades crticas para iniciarse en la prctica de polticas de reduccin.

La gestin de los Residuos Urbanos se ha convertido en uno de los problemas medioambientales ms graves y difciles de resolver en los hbitos de cualquier concentracin urbana.

Esto se debe fundamentalmente al gran crecimiento, especialmente en volumen, de los residuos generados, a la subida del transporte y de la mano de obra y a la escasa disponibilidad de espacios adecuados para el vertido de residuos.

Se pueden sealar algunos factores que han incrementado de forma alarmante el problema de las basuras:

  • El rpido crecimiento demogrfico, sobre todo el experimentado en las grandesreas urbanas.
  • El cambio producido en las pautas tradicionales de consumo: uso cada vez ms generalizado de envases sin retorno, fabricados con materiales no degradables, aumento del sobreempaquetado de productos.
  • Utilizacin de materiales de rpido envejecimiento.
  • Por ltimo, el hecho de "usar y tirar" resulta muy costoso, ya que fabricarlos envases de los productos requiere el empleo de materias primas que son muy escasas.

Con esta perspectiva es lgico que los ayuntamientos de los diferentes municipios se preocupen por lo que a la larga podra producir un problema serio. El objetivo est claro, hay que reducir el nmero total de toneladas que van primero a parar al vertedero; primero porque los actuales basureros estn, en la mayor parte de las zonas al lmite de su capacidad, segundo por el encarecimiento de las tasas de vertido y tercero por la oposicin social a la apertura de nuevos vertederos.

El problema de los residuos tiene dimensin local y global que preocupa y exige actuaciones unilaterales y multilaterales urgentes. Los poderes pblicos son los llamados a dar los primeros pasos. Introducir modificaciones importantes en el actual modelo de produccin y consumo, apoyando por diferentes medios la reutilizacin de los residuos y sus transformaciones como mecanismos de reduccin y ahorro energtico; creacin de mecanismos de seguimiento y de normas legales que se encaminen a la reduccin en la fabricacin y venta de envases y embalajes no retornables.

Los Residuos Urbanos (RU), lo que hemos conocido toda la vida como basura, son todos los materiales generados en las actividades de produccin y consumo en las ciudades y que no alcanzan ningn valor econmico; probablemente debido a la falta de tecnologa adecuada para su aprovechamiento. As se convierten en acompaantes perpetuos de la vida en las urbes en forma de desechos, despojos, escombros, inmundicias, restos, sobras, cochambre, desperdicios, excrementos, mugre, porquera o suciedad.

Los residuos se pueden dar en estado slido, lquido o gaseoso y emitirse a distintos medios (suelo, agua, atmsfera), por lo que cada ciudadano es emisor de otros tipos de residuos aparte de los domsticos. Las basuras o residuos urbanos (RU) apenas representan con sus 16 millones de Tn/ao poco ms del 5% de todos los residuos slidos que generamos y un 2,5% del total de todo tipo de residuos producidos. A pesar de esta relativamente reducida cantidad y de que, de ella, tan slo unas 40.000 Tn (0,25-0,30%) son residuos peligrosos (pilas, bateras, lmparas de descarga, pinturas, medicinas, etc) las basuras urbanas son los residuos que mayor atencin y recursos han acaparado por parte de las administraciones pblicas.

La ley estatal 10/1998 de 21 de abril entiende por residuo cualquier sustancia y objeto del cual su poseedor se desprenda o del que tenga intencin y obligacin de desprenderse. Se considera residuo urbano el resultante del consumo ordinario en los domicilios particulares, comercios, oficinas y servicios, as como los productos como consecuencias de actividades y situaciones que por su naturaleza o composicin no sean peligrosos, como desechos sanitarios, basuras de limpieza viaria, de zonas verdes o recreativas, muebles, enseres y vehculos abandonados y obras menores de construccin y reparacin domiciliara.

La eliminacin de los cada da ms abundantes desechos, plantea problemas ms que complejos. Encontrar soluciones adecuadas condiciona la limpieza de las ciudades, la higiene y la proteccin del medio ambiente. Dependen estas soluciones, evidentemente de las autoridades locales. Pero no intentemos descargar nuestras responsabilidades en los dems.

Los residuos slidos son algo ms que los producidos a nivel domstico, ya que comprenden tambin las actividades comerciales y de servicios; la limpieza de calles y de zonas verdes y recreativas; los residuos de hospitales y clnicas; los animales muertos, muebles, enseres y vehculos; y las actividades industriales y de construccin, as como las agrcolas y ganaderas que se produzcan en zonas urbanas.

La composicin de los residuos de una ciudad va a depender de varios factores, entre los que destacan:

Las caractersticas y el nivel de vida de la poblacin: No hay ms que echar un vistazo a las basuras producidas en un ncleo urbano o rural; estas van a cambiar tanto en calidad como en cantidad, ya que en las ciudades la poblacin es mucho ms consumista y se gasta una enorme cantidad de alimentos preparados y productos con envases y embalajes sin retorno, que aumentan la proporcin de cartn, vidrio, plsticos, etc., mientras que en los residuos rurales predomina la materia orgnica.

La poca del ao: Los residuos aumentan en verano en las zonas que sean destino turstico en la poca estival, o despus de las fiestas patronales, tras un fin de semana en el que no se ha recogido la basura y disminuye en el caso contrario.

La naturaleza de los desperdicios no slo va a depender de estos parmetros, sino que est intrnsecamente ligada al lugar donde se va a producir, es decir, su origen, segn esto distinguimos varios tipos:

  • Residuos domiciliarios, de viviendas oficinas y establecimientos comerciales, de pequeo tamao y limpieza viaria y de zonas
    verdes. Los productos van dispuestos en bolsas de plstico generalmente y despus se depositan en contenedores fuera de los recintos donde se han producido.
  • Residuos voluminosos, con el mismo origen que los anteriores pero de mayor tamao, como los muebles, frigorficos, maquinara, etc. Y que muy frecuentemente son abandonados en nuestras calles y que debido a su porte necesitan ser recogidos por vehculos especiales.
  • Residuos sanitarios, procedentes de hospitales y clnicas, constituidos por restos de medicamentos, vendas, restos orgnicos, etc. Estos residuos pueden estar infectados y podran resultar fuente de infecciones, por lo que su manipulacin debe cuidarse mucho y su destino suele ser un horno en el que se incineran.
  • Residuos de construccin, derivados de la actividad inmobiliaria, restauraciones de viviendas, demoliciones de edificios que producen una enorme cantidad de escombros, ladrillos y otros materiales.
  • Residuos industriales de fabricas instaladas en la propia ciudad o en el extrarradio, que pueden ser bastantes peligrosos y que necesitan autorizaciones especiales para su tratamiento.
  • Residuos comerciales, procedentes de circuitos de distribucin de bienes de consumo, como son grandes supermercados que producen una enorme cantidad de embalajes y restos de materia orgnica.


CONTAMINACIN DE LAS BASURAS


Las consecuencias ecolgicas de la exagerada cantidad de residuos emitidos a la atmsfera, agua y suelo, y la peligrosidad de algunos de ellos, no son slo el agotamiento o disminucin de la disponibilidad de los recursos naturales, sino tambin las alteraciones del propio funcionamiento de la biosfera y la creciente incapacidad de la misma para acogerlos. Adems hay una serie de problemas que podramos denominar directos, causados por una gestin incorrecta:

  • La presencia de residuos abandonados en nuestro entorno producen, adems una sensacin de abandono y suciedad.
  • Los depsitos incontrolados de residuos urbanos, debido a su gran contenido de materia orgnica, producen al fermentar olores muy molestos.
  • Los residuos fermentables son fcilmente autoinflamables y su descarga sin precaucin, puede provocar incendios. Adems estos incendios provocan contaminacin atmosfrica.
  • Un vertido de residuos realizado sin ningn tipo de control, presenta un grave riesgo de contaminacin de las aguas tanto superficiales como subterrneas, con el consiguiente peligro para la salud si son utilizadas para el abastecimiento de agua potable a la poblacin.
  • Los residuos orgnicos favorecen la existencia de gran cantidad de roedores e insectos que son portadores de enfermedades y algunas contaminaciones bacterianas.


LO QUE CONTIENE NUESTRA BOLSA DE BASURA

Existen varios parmetros que regulan el volumen y la composicin de nuestra bolsa de basura:

  • Las caractersticas y el nivel de vida de la poblacin: No hay ms que echar un vistazo a las basuras producidas en un ncleo urbano o rural; estas van a cambiar tanto en calidad como en cantidad, ya que en las ciudades la poblacin es mucho
    ms consumista y se gasta una enorme cantidad de alimentos preparados y productos con envases y embalajes sin retorno,
    que aumentan la proporcin de cartn, vidrio, plsticos, etc., mientras que en los residuos rurales predomina la materia orgnica.
  • La poca del ao. Los residuos aumentan en verano en las zonas que sean destino turstico en la poca estival, o despus de las fiestas patronales, tras un fin de semana en el que no se ha recogido la basura y disminuye en el caso contrario.

La naturaleza de los desperdicios no slo va a depender de estos parmetros, sino que est intrnsecamente ligada al lugar donde se va a producir, es decir, su origen, segn esto distinguimos varios tipos:

  • Residuos domiciliarios, de viviendas oficinas y establecimientos comerciales, de pequeo tamao y limpieza viaria y de zonas verdes. Los productos van dispuestos en bolsas de plstico generalmente y despus se depositan en contenedores fuera de los recintos donde se han producido.
  • Residuos voluminosos, con el mismo origen que los anteriores pero de mayor tamao, como los muebles, frigorficos, maquinara, etc. Y que muy frecuentemente son abandonados en nuestras calles y que debido a su porte necesitan ser recogidos por vehculos especiales.
  • Residuos sanitarios, procedentes de hospitales y clnicas, constituidos por restos de medicamentos, vendas, restos orgnicos, etc. Estos residuos pueden estar infectados y podran resultar fuente de infecciones, por lo que su manipulacin debe cuidarse mucho y su destino suele ser un horno en el que se incineran.
  • Residuos de construccin, derivados de la actividad inmobiliaria, restauraciones de viviendas, demoliciones de edificios que producen una enorme cantidad de escombros, ladrillos y otros materiales.
  • Residuos industriales de fabricas instaladas en la propia ciudad o en el extrarradio, que pueden ser bastantes peligrosos y que necesitan autorizaciones especiales para su tratamiento.
  • Residuos comerciales, procedentes de circuitos de distribucin de bienes de consumo, como son grandes supermercados que producen una enorme cantidad de embalajes y restos de materia orgnica.

En las zonas rurales cada habitante suele producir entre 0,5 y 0,8 Kg. De media por da, mientras que en las ciudades cada individuo puede generar entre 0,8 y 2 Kg.

Resumiendo podramos decir que cada individuo de Espaa desecha como media 1,21 Kg. de sustancias al da, y va en aumento.

La composicin de los Residuos Urbanos (RU) en Espaa es la siguiente:

MATERIA ORGNICA

La materia orgnica es el resultado de los residuos procedentes de los alime ntos (animales y plantas). Actualmente en Espaa supone aproximadamente la mitad del peso de las basuras domsticas. La materia orgnica es una fuente importante de abonos de alta calidad, si se somete a un tratamiento de compostaje y si no est mezclada con otros materiales de la basura que contengan elementos contaminantes nocivos para el suelo. La conversin de la materia orgnica en abono mediante compostaje no slo es importante porque de esta forma se elimina de forma positiva casi la mitad de los residuos domsticos, sino porque adems supone un importante aporte de nutrientes con el consiguiente aumento de la fertilidad en las tierras de cultivo.


PLSTICOS

Los plsticos son uno de los componentes ms problemticos. El 35% de los plsticos que se producen a nivel mundial son para envases, embalajes y envoltorios, generalmente innecesarios. Ms del 30% de los plsticos que utilizamos tienen un slo uso, y hacen un viaje muy corto desde el envoltorio al cubo de la basura.

En su mayora provienen de envases para un solo uso, y de todo tipo de envoltorios y embalajes.

Los plsticos, como basura, tardan siglos en descomponerse. En el mar, son los responsables de la muerte de un milln de aves y de ms de 100.000 mamferos marinos cada ao.

La palabra "plsticos" incluye una gama muy variada de materiales que tienen en comn la capacidad de deformarse cuando se les aplica presin o calor. Ciertos plsticos se fabrican a partir de la celulosa de los vegetales, como el celofn o el rayn, y se consideran renovables. Desgraciadamente, la gran mayora se fabrican a partir del petrleo. Para fabricar una Tm de polietileno (el plstico que ms utilizamos en nuestras casas) hace falta destilar 18,7 Tm de petrleo.

De momento se recuperan pocos plsticos debido a que:

  • Es costoso, transportarlos, limpiarlos y clasificarlos, al existir varias clases de plsticos, tener cada uno de ellos un proceso de reciclaje especifico. Esto implica una separacin muy exhaustiva antes de reciclarse, complicando as su recogida selectiva.
  • Gran parte del plstico que hallamos entre los desperdicios es de tipo "film", que resulta muy difcil de recuperar.
  • Un correcto reciclaje exige el lavado y el uso de aditivos para obtener una cierta calidad. Este proceso requiere una cierta capacidad tcnica.
  • El plstico reciclado obtenido de los envases alimentarios y embalajes no puede volver a emplearse en alimentos (por razones sanitarias) y debe utilizarse para otro tipo de productos.
  • Y adems el precio del petrleo est muy bajo, por lo que abunda el plstico virgen.


PAPEL Y CARTN


El papel entra en nuestras casas de diferentes formas: como envoltorio de alimentos, en cajas de cartn, en libros, peridicos, papel de cocina, servilletas, papel higinico, en folletos de publicidad, como parte de un brik, etc. Este papel usado puede volver a entrar en la fbrica, donde ser triturado, destintado y, en definitiva, vuelto a transformar en papel. El papel slo puede reciclarse entre tres y ocho veces, segn la calidad y uso que se desee, pero si se mancha o estropea mezclndose con el resto de la basura ya no se podr reciclar.

El reciclaje del papel es muy importante desde el punto de vista ambiental, ya que de esta forma se disminuye la tala de rboles y se reducen las plantaciones de rboles de rpido crecimiento, como pinos y eucaliptos, que alteran gravemente los suelos donde son plantados y producen desequilibrios en los ecosistemas naturales. Cada ao consumimos la celulosa de 20 millones derboles, ya que se necesitan 15 20rboles para producir una tonelada de papel.

Otro elemento importante para la fabricacin del papel es el agua. Por cada tonelada de pasta de papel de calidad media se precisan ms de 100.000 litros de agua, y e el caso del papel reciclado, slo 2.000 litros. Las industrias papeleras se sitan junto a los ros, y durante muchos aos han arrojado a ellos grandes cantidades de productos txicos, como sulfato o cloro.

El papel reciclado tambin ahorra gran cantidad de energa y genera menos de una cuarta parte de contaminacin.

Por ltimo a parte de depositar el papel viejo en el contenedor, hay que adquirir el papel que se ha blanqueado sin cloro, porque el papel con cloro, constituye un problema medioambiental, ya que al verterlo en las aguas, provoca gran mortandad a peces y graves desequilibrios en los ecosistemas acuticos.

VIDRIO

Antes de la aparicin de los plsticos, el envase del vidrio constituyo el prototipo de envase ideal gracias a sus caractersticas tcnicas y ha sido siempre apreciado por la mayora de los consumidores.

El vidrio es un material que puede reciclarse una y otra vez sin que su calidad sufra deterioro. Sin embargo, el mayor inconveniente en la recuperacin del vidrio es el color de los envases, ya que los residuos de vidrio obtenido de frascos y botellas de distintos colores slo pueden emplearse para la produccin de vidrio verde. Para obtener vidrio transparente hay que utilizar slo residuos de frascos o botellas transparentes.

El mayor incentivo para reciclar el vidrio es el ahorro de energa, alrededor del 26%, y aunque se elabora con materiales relativamente abundantes y baratos, como sosa y cal, la recuperacin de 1.000 kg. de vidrio evita la extraccin de 1.200 kg. de materiales.

Los envases de vidrio se pueden recuperar fcilmente.

  • El primer y mejor mtodo es la reutilizacin del envase. Por ejemplo, las botellas de vino, gaseosa o cerveza pueden utilizarse unas 60 veces.
  • El segundo mtodo es recuperar el vidrio para su posterior lavado, al margen del fabricante o envasador. Sin embrago, los sistemas de recuperacin de envases no retornables estn poco extendidos.
  • El ltimo mtodo es la recuperacin de envases enteros o rotos para que se vuelvan a fundir para obtener nuevos envases.

LATAS

Las latas de comida y bebida se hacen con acero de hojalata, aluminio puro o mezcla de ambos. Las primeras latas de conserva fueron las de hojalata. Las latas de aluminio son ms ligeras (una lata de aluminio pesa solo 13 gramos) y, ms recientes.

El aluminio es un material ligero y maleable extrado de un mineral denominado bauxita, que es el segundo material ms abundante en la Tierra, despus del silicio, sin embargo su extraccin supone un elevado consumo de energa. Para obtener la bauxita adems de necesitas mucha energa, su extraccin produce una grave contaminacin del entorno. Por otro lado, una vez utilizadas, las latas permanecen cientos de aos como residuo, ya que el aluminio es un material difcilmente oxidable.

La aplicacin ms importante que hoy tiene el aluminio es la fabricacin de latas de refresco. En Espaa, cada ao terminan en los vertederos casi 36.000 toneladas de aluminio en forma de latas de refresco y bandejas para comida preparada.

El aluminio se puede reciclar. Las latas usadas constituyen uno de los residuos ms valiosos del cubo de la basura, ya que al fundirse se forman unas laminas de aluminio con las que se fabrican nuevas latas u otros productos. De ah la importancia que tiene la recuperacin de este material: no hay que tirarlo con el resto de la basura, sino depositarlo en los contenedores respectivos (amarillos) para su reciclaje y su posterior reaprovechamiento.

Hay que tener en cuenta que una lata de aluminio no dejar de ser residuo slido hasta despus de 500 aos. Adems el reciclaje del aluminio reduce en un 95% la contaminacin atmosfrica que su proceso de fabricacin genera.

El mtodo para saber si un envase es de aluminio es muy sencillo. Basta con acercarle un imn: no se pegar.

TETRA-BRIK

El tetra-brik es un envase mixto, compuesto de tres materiales diferentes: papel, plstico (polietileno) y aluminio. La versin ms corriente tiene seis capas: desde el interior al exterior, dos finas lminas de polietileno, una pelcula de aluminio, una hoja de polietileno, una hoja de cartn ms gruesa y una capa exterior de polietileno. Las proporciones en peso de los tres materiales son 75% de cartn, 20% de polietileno y 5% de aluminio. El aluminio garantiza la estanqueidad que le permite envasar alimentos sin necesidad de refrigeracin. Su ventaja es la combinacin del peso (un envase de un litro de capacidad pesa menos de 30 gramos) junto con la opacidad y hermetismo.

Para fabricar estos envases las materias primas son de procedencia geogrfica muy variada, lo que implica un despilfarro energtico considerable. La pasta de papel de celulosa se importa de los pases escandinavos, el petrleo para hacer plstico de Medio Oriente y el aluminio y el aluminio procede de los pases tropicales. Adems, el tetra-brik potencia el consumo de energa de fuentes no renovables. La incineracin de este tipo de materiales no es posible, ya que se trata de un proceso con altos ndices de contaminacin.

Algunas empresas se han especializado en la reutilizacin de los tetra-briks y han conseguido extraer el papel y separar el plstico y el aluminio. El plstico se utiliza como combustible en las propias plantas y el xido de aluminio que se extrae se vende para preparar sulfato. El xito de este reciclaje recae en la gran cantidad de papel que se obtiene y que podr utilizarse para nuevos productos.

ROPA

Nuestras prendas diarias, fabricadas con fibras naturales, artificiales o sintticas, son responsables de una serie de procesos que pueden perjudicar el medio ambiente. Los tintes textiles son una de las principales fuentes de contaminacin de los ros. Muchas veces, para hacer que la ropa resulte ms atractiva, se recurre a procesos qumicos que permiten diferenciarla de la competencia, pero que son altamente contaminantes.

Despus de la Segunda Guerra Mundial, las fibras naturales fueron sustituidas por dos grandes tipos de fibras: las sintticas y las artificiales.

Las fibras sintticas son un producto obtenido por sntesis qumica, y pueden proceder de hidrocarburos, cristal, grafito, etc.las ms conocidas son el polister, el niln, acrlico, el propileno o la licra. Tienen un gran xito entre la poblacin porque son ms econmicas y fciles de planchar.

Las fibras artificiales se obtienen transformando una materia ya existente en la naturaleza, como las fibras derivadas de la celulosa vegetal, principalmente el rayn y la viscosa.

Las fibras naturales han constituido la materia de nuestros vestidos desde el principio de los tiempos. Las ms conocidas son: la seda, el lino, el algodn, la lana y el capoc. Estas fibras proceden de una fuente abundante y renovable, pero ello no significa saludable, ya que en la cosecha o en el tratamiento de las fibras se emplean numerosos productos qumicos. Por ejemplo los plaguicidas se utilizan para rociar los campos de algodn y el DDT y otros tratamientos qumicos txicos similares, para combatir las polillas en las mezclas de lana y algodn.

RESIDUOS PELIGROSOS

Existe una serie de residuos que por su peligrosidad o toxicidad deben tener un tratamiento diferenciado y una recogida y confinamiento especficos para que no produzcan deterioros medioambientales y afecten a la salud humana.

El ejemplo ms tpico es el de las pilas, algunas tienen en su composicin componentes peligrosos, sobre todo si entran en contacto con el agua.

Otros ejemplos son determinados productos de limpieza, desinfectantes, medicamentos, aceites usados, etc., muy habituales en las viviendas.

Nunca se deben de tirar al fregadero, o en el caso de los medicamentos, al cubo de la basura. Existen todas las ciudades puntos especifico de recogida.


LA REGLA DE LAS CINCO R

(Reemplazar, Reducir, Reutilizar, Reciclar, Recuperar).

Minimizar los problemas originados por las basuras domsticas depende en gran medida de la actitud de los consumidores.

El consumidor responsable debera pararse a pensar, en primer lugar, si el producto que se le ofrece le es realmente necesario y si se adecua a sus necesidades. Luego, escoger con carcter preferente aquellos que no contribuyan a crear residuos intiles; por ejemplo, evitando el excesivo empaquetamiento o comprando productos reciclables.

Por ltimo una actitud positiva sera la de separar activamente los residuos, facilitando as su tratamiento posterior y solicitar a las administraciones correspondientes que se implanten sistemas efectivos para recuperar la energa y materias primas contenidas en esos residuos.

La gestin de residuos debe formar parte de una estrategia ambiental global para controlar la contaminacin en todas sus formas, teniendo en cuenta sus efectos en medios cruzados y mltiples. En base a esta idea se puede establecer una jerarqua de prioridades en la gestin de los residuos que acabara con la actual problemtica y que se conoce como el Principio de las Cinco Erres: Reemplazar, Reducir, Reciclar, Reutilizar, Reciclar, Recuperar.

1. REEMPLAZAR
Debemos reemplazar en lo posible todos los productos agresivos para la salud y el medio ambiente por otros que sean ms saludables para nosotros y el Planeta. Ser crticos con las compras que hacemos e investigar que productos entran en nuestras casas.

2. REDUCIR
La reduccin ahorra la necesidad de extraer de nuevo recursos naturales y utilizar agua y energa para la obtencin de nuevos materiales. Podemos reducir el consumo de productos con envoltorios innecesarios y envasados excesivos, con lo que el contenedor de basuras estara algo ms vaco. Utilizar bolsas de tela, cestas o el clsico carrito para ir a la compra prescindiendo de la bolsa que se nos ofrece.

Comprar menos pero mejor. No slo pensando en la relacin calidad precio sino tambin la relacin calidad coste ambiental. No seguir la moda que hace obsoleto lo que se acaba de comprar e incita al despilfarro. Podramos pensar en productos destinados a ser duraderos, construidos con materiales fciles de reciclar, con procesos de fabricacin diseados para no emplear contaminantes.

3. REUTILIZAR
Los materiales pueden volverse a utilizar, evitando productos desechables o de mala calidad. La nueva Ley de Envases va en ese sentido. Es mucho ms ecolgico reutilizar que reciclar, ya que no hace falta gastar energa en la fabricacin de un en

4. RECICLAR
La recogida selectiva consiste, en la separacin en origen de los diferentes materiales que normalmente componen las basuras. El objeto de hacer esta separacin es, en primer lugar, evitar que las distintas fracciones queden contaminadas y de esta manera volver a incorporar materiales al ciclo productivo y en segundo lugar, facilitar la manipulacin de las distintas fracciones, mejorndose as los porcentajes de recuperacin y reciclaje.

Los factores determinantes para que un plan de recogida selectiva tenga xito son una informacin adecuada y la concienciacin ciudadana. Para ello, el plan no debe ser presentado como una opcin voluntaria de cada individuo, sino ms bien como un deber de todos los ciudadanos. Por supuesto sern necesarias las campaas de educacin y concienciacin, al
igual que un perodo inicial de toma de contacto en el que los vecinos tengan la oportunidad de resolver sus dudas y de expresar sus opiniones o sugerencias.

La UE estima que entre el 70 y el 90% de los materiales utilizados en los diferentes procesos productivos son reciclables; sin
embargo muchos son los factores que se oponen a una poltica y una prctica para el reciclaje. La prctica no es una novedad en Espaa aunque ha tenido muy poca consideracin. Han existido muchas experiencias concretas pero al faltar el apoyo econmico y de infraestructura por parte de la Administracin muchas fueron abandonadas. Es en los ltimos cinco aos cuando se ha vuelto ha mirar con ms fuerza la recuperacin de residuos, existiendo ya experiencias de recogida selectiva en muchos municipios de Espaa.

El objetivo es el de la recuperacin directa o indirecta de los componentes de la basura, reinsertando los productos en el ciclo productivo a travs de empresas de economa social y empleando compostaje en la agricultura local. De esta forma se conservan los recursos naturales, se ahorra energa, se genera empleo, disminuimos el volumen de residuos y protegemos el medio ambiente. Adems, el nmero de puestos de trabajo que genera el reciclaje es superior a los producidos en las plantas de incineracin y los vertederos. Segn un estudio realizado por el Centro para la Biologa de los Sistemas Naturales, de Nueva York, el nmero de puestos de trabajo creados por cada milln de toneladas de residuos para reciclar es de 2.000 puestos fijos directos. Por el contrario la incineracin de los mismos residuos genera entre 150 a 1.100 puestos de trabajo (la mayora temporales, correspondientes a la construccin de la planta).

5. REPARA
Deberamos arreglar los productos que se nos estropean y no comprar otro nuevo cada vez que tenemos un problema. Es un derroche tirar unos zapatos porque se les ha despegado la suela, un reloj porque le ha entrado algo de agua o un exprimidor porque el cable se ha roto. La solucin del problema va ms all de la creacin de un buen sistema de tratamiento de los residuos. Debemos cambiar nuestras normas de conductas agresivas para vivir de forma ms armnica con el medio ambiente.

RESIDUOS Y LEGISLACIN

Ley de Envases y Residuos de Envases de abril de 1997. Establece, por primera vez en Espaa, plazos y porcentajes de recuperacin y reciclaje para cada material.

Ley de Residuos de abril de 1998. Atribuye a las Comunidades Autnomas la competencia en la elaboracin de los planes autonmicos de residuos y la autorizacin, vigilancia, inspeccin y sancin de las actividades de produccin y gestin de los mismos. Por su parte, los Ayuntamientos son competentes para la gestin de los residuos y se les asigna como servicio obligatorio su recogida, transporte y eliminacin.

Adems, hay que destacar El Plan Nacional de Residuos Urbanos (2000-2006), de enero de 2000, que tiene por objeto prevenir la produccin de residuos, establecer sistemas de gestin de los mismos y promover, por este orden, su reduccin, reutilizacin, reciclado y otras formas de valorizacin.

El Parlamento Europeo aprob en septiembre de 2002 los siguientes porcentajes de reciclado mnimo para los diferentes tipos de envases: vidrio: 55%, papel y cartn: 55%, envases metlicos: 50%. Todos los pases de la Unin Europea estn obligados a cumplir estos objetivos antes de diciembre de 2006.


SEPARACIN Y RECOGIDA SELECTIVA DE LA BASURA DOMSTICA

Al vertedero o la incineradora slo deberan ir aquellos deshechos o productos de los que ya no se puede extrae nada aprovechable.

El reciclado exige una separacin clara de los diferentes materiales de la basura domstica. Si no se produce una separacin
en origen, las posibilidades tcnicas de separar los materiales presentes en los residuos, para luego aprovecharlos, son muy limitadas y costosas y es muy difcil garantizar que no se cuelen elementos perjudiciales para el propio proceso de reciclado
e incluso para la salud humana.

Por ello, el consumidor, realizando en origen la separacin de los distintos residuos domsticos, es una pieza esencial para que funcione correctamente todo el proceso.

En la actualidad, a travs de las iniciativas legislativas antes comentadas y otras realizadas a nivel autonmico y local, se pretende conseguir que la clasificacin de las basuras se haga en origen, poniendo los medios adecuados de recogida selectiva de los distintos tipos de materiales y facilitando el reciclado, la reutilizacin y el aprovechamiento de los residuos.

Para facilitar la recogida selectiva estn a disposicin de los ciudadanos, en la mayora de los municipios, contenedores de diferentes colores que nos sirven para identificar en cual hay que depositar cada uno de los residuos:

  • Contenedor naranja: para la basura de carcter orgnico.
  • Contenedor amarillo: para envases del tipo Tetra-Brick, botellas de plstico y botes metlicos.
  • Contenedor azul: donde se deposita todo el papel y los cartones.
  • Contenedor verde: para depositar los envases de vidrio (suelen ser del tipo igl).

Son tambin cada vez ms numerosos los contenedores y servicios de recogida para:
Pilas: contenedores integrados en el mobiliario urbano y en establecimientos diversos.
Medicamentos.
Restos inorgnicos distintos a los anteriormente nombrados
Telas.
Muebles, electrodomsticos y trastos viejos.
Coches, al final de su vida til.

CONSEJOS PARA GENERAR MENOS BASURA

  1. Evita la compra de productos desechables de papel, plstico o metal (servilletas, pauel os, botellas, etc.).
  2. Rechaza los productos con grandes envoltorios o embalajes: con caros, intiles y nocivos para el entorno.
  3. Busca los grandes formatos en tus compras: no slo son ms econmicos, sino que reducen la cantidad de embalajes.
  4. Haz la compra con tu propio carrito o bolsa de tela. Rechaza las bolsas de plstico que te dan o al menos reutilzalas como bolsas de basura.
  5. Escoge envases retornables. La botella de cristal es el ms ecolgico, seguido de los de papel y cartn. Los tetr a-briks, en cambio, son altamente contaminantes.
  6. Elige productos concentrados (jabn de lavadora, suavizantes, etc.). Son ms fciles de transportar, se ahorra en su fabricacin y ocupan menos en la basura.
  7. Busca envases y embalajes de coste ambiental reducido, como los detergentes en bolsas de papel para rellenar envases que slo hace falta comprar una vez.
  8. Las latas de cerveza, refrescos, etc., se pueden reciclar, aunque es preferible no comprarlas porque su fabricacin es cara y an hay pocos contenedores para depositarlas.
  9. Utiliza cosmticos y productos para la casa que vengan en recipientes sencillos rellenables, para no comprar un envase nuevo cada vez.
  10. No compres envases de plstico o elaborados cono PVC (botellas de agua mineral, por ejemplo).
  11. No tires el papel a la basura: llvalo a los contenedores y utiliza papel reciclado.
  12. Transforma la ropa vieja, aprovecha restos de muebles y cacharros para construir algo nuevo, dando un toque personal y artstico a las cosas que nos rodean.
  13. No tires basuras por el retrete, ya que producen ms contaminacin al ser dispersadas por los ros que almacenadas en vertederos.
  14. No tires basura en la calle ni el campo.

  • Cada uno de los habitantes de nuestro pas produce una media de 1,7 Kg de basura al da, lo cual supone una produccin anual de unos 25 millones de toneladas.
  • Se podra llegar a evitar el vertido del 90% de los residuos generados, realizando una buena gestin de las basuras, mediante un buen reciclado, un buen compostaje de la materia orgnica y una valoracin energtica de los residuos.
  • El 65% de las basuras domesticas es susceptible de ser reciclada, en lugar de ser enviada a un vertedero.
  • Por cada tonelada de vidrio que se recicla, se ahorran 1.200 kg de materias primas, y 130 kg de combustible.
  • El papel es un material muy presente en nuestra vida cotidiana. Se ha calculado que el volumen de folletos propagandsticos que en un ao llegan a nuestro buzn y que generalmente tiramos sin mirar equivale a un rbol. No malgastes el papel; reutilzalo al mximo.
  • El papel que se usa en nuestro pas proviene mayoritariamente de residuos de papel importados. Si se reciclase una mayor cantidad de papel que gastamos se reduciran las importaciones y adems podramos evitar la tala de rboles y una gran parte del consumo de agua y energa del sector papelero.
  • Cada tonelada de papel que se recicla evita que se corten 14 rboles, se consuman 50.000 litros de agua y ms de 300 Kg de petrleo.
  • El plstico ocasiona muchos problemas ambientales desde su elaboracin (sumamente contaminante) hasta convertirse en residuo y permanecer de manera inalterable en el entorno. Se trata de un material derivado del petrleo, con un alto coste de produccin y que puede permanecer hasta un siglo como residuo inalterable, ya que no es biodegradable.
  • la compra de latas, que adems resultan poco recomendables para una dieta sana. Adquiere las bebidas en envases retornables y no en latas. Envuelve los productos alimentarios con papel normal en lugar de usar el de aluminio. Evita los productos de envases mixtos que contienen aluminio (tetra-brick), si no pueden someterse a procesos de reciclaje.
  • Los puntos limpios son instalaciones donde se reciben, previamente seleccionados, ciertos residuos domsticos (papel, muebles, electrodomsticos, aceites usados, pilas, etc). De forma que estos pueden ser reciclados y aprovechados posteriormente. Son, por tanto, un sistema de recogida selectiva que evita el vertido incontrolado de productos que, en algunos casos, pueden ser incluso peligrosos para el medio ambiente.

Por: L. Beln Nez Rodrguez
Licenciada en Geografa Tcnico en Medio Ambiente

Fuente: Gabinete Tcnico Jurdico de UNAE - Madrid

Federacin de la unin nacional de consumidores y amas del hogar de Espaa

Programa subvencionado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales - Espaa

Visite tambin nuestros contenidos de
RESIDUOS