Ud. está en: Artículos  >  Residuos  > Residuos y salud: Tartagal - Salta

Publicado: 7/2/2014

Residuos y salud: Tartagal - Salta

Resumen

Entre los mayores problemas ambientales que presentan los municipios en Argentina, se encuentran la incorrecta gestin de sus residuos slidos urbanos, mediante la disposicin de residuos en vertederos a cielo abierto.
Se analiza la situacin actual de gestin de residuos y su vinculacin a la salud de la poblacin de dos barrios de Tartagal, Salta con realidades socio-econmicas diferentes (Misin Cherenta y 65 Viviendas) mediante el uso de encuestas y entrevistas realizadas en el ao 2010. La morbilidad analizada en este trabajo se encuentra relacionada al saneamiento bsico.

Se valora la importancia de la Gestin Integral de Residuos para disminuir la morbilidad y minimizar el impacto ambiental local y global.

Palabras clave:
Residuos slidos urbanos; salud pblica; vertederos a cielo abierto; gestin integral.


Introduccin

Los Residuos Slidos Urbanos provienen de las actividades que se desarrollan en el mbito domstico, comerciales, industriales y de servicios. Estos estn compuestos por residuos orgnicos (excedentes de comida y restos de material vegetal), materiales reciclables como papel, cartn, madera e inorgnicos como, vidrio, plstico, metales, etc. El potencial generador y la composicin de los residuos est determinado por el estilo de vida y hbitos de conducta de los generadores, los que se relacionan no slo con el potencial tecnolgico, la disponibilidad de recursos y el intercambio mercantil sino con la idiosincrasia y la cultura de las poblaciones humanas, con sus necesidades, demandas coyunturales y con las caractersticas del entorno en el que residen, incluyendo las variaciones estacionales climticas de ciclo anual.

La acumulacin de residuos sirve de refugio a diversos vectores, que encuentran en los mismos las condiciones propicias para alimentarse, crecer y reproducirse, es decir favorece la existencia de vectores y su propagacin.

Asimismo, la mala disposicin de grandes cantidades de residuos origina efectos tanto en el ambiente (contaminando suelos, aire, cuerpos de agua y los organismos que los constituyen). Adems debe considerarse que los procesos biolgicos conjuntamente con la introduccin de agua de lluvia producen un lixiviado que puede penetrar capas de terreno permeable y en algunos casos alcanzar el acufero, contaminndolo. Los suelos contaminados por las materias extraas provenientes de residuos disminuyen la probabilidad de ser utilizados con fines agropecuarios. La contaminacin atmosfrica puede generar efectos a nivel local y global a lo que se suma la contaminacin visual.

Tambin, la mala gestin de residuos slidos urbanos, favorece la incorporacin de los contaminantes a la cadena trfica, a travs de la accin de los macro y micro organismos y los procesos fsico-qumicos naturales. Esta situacin, afecta fundamentalmente la salud humana.

Segn la Organizacin Mundial de la Salud (OMS) ms de tres millones de menores de cinco aos mueren en el mundo por causas y afecciones relacionadas al medio ambiente.

Es de destacar que esta organizacin sostiene que el 30 % de las enfermedades infantiles son productos de los contaminantes ambientales y ubica a los Vertederos como un tercer factor de riesgo. La preocupacin con el tema no es actual ya que data de despus de la mitad del siglo XIX, con las epidemias en Europa. As, la preocupacin de los residuos como tema ambiental comenz en los aos 70.

Uno de los vectores ms conocido es la mosca. Dependiendo de las condiciones ambientales, como humedad, temperatura, etc., y el medio de reproduccin, una mosca puede llegar al estado adulto en un periodo de entre 8 a 20 das, con un radio de accin de 10 Km en 24 horas, estimndose adems que un kilogramo de materia orgnica (MO) permite la reproduccin de 70.000 moscas.

Otro grave problema sanitario lo constituyen los cerdos alimentados con la materia orgnica del vertedero. La trichinelosis es una zoonosis que en nuestro pas principalmente se transmite al hombre por el consumo de alimentos elaborados a base de carne de cerdo no segura, infestada con el parsito denominado trichinella spiralis.

En forma genrica, se puede decir que los vertederos son focos infecciosos y causantes de una gran cantidad de enfermedades, las que pueden tener su origen en:

  1. Contacto directo con los Residuos Slidos Urbanos, especialmente en el caso de las personas que practican el cirujeo.
  2. Contactos indirectos a travs de vectores (moscas, mosquitos, cucarachas, ratas, etc).
  3. Transmisin por alimentos con productos de huertas o granjas (cerdos, aves, cultivos).
  4. Contaminacin de aguas superficiales y profundas por lixiviado.
  5. Contaminacin del aire por la quema de basura.

Los riesgos de infecciones y enfermedades no solo son un peligro para quienes colindan con los recintos del vertedero, sino que son de alto riesgo para la salud de la poblacin en general.

La Fraccin Orgnica Municipal (FOM) debe gestionarse a travs de tecnologas adecuadas para mitigar los efectos ms importantes a la salud. Los procesos aerbicos (el compostaje) y anaerbicos (produccin de biogs) comprenden tecnologas para el tratamiento de la fraccin orgnica. El Tratamiento anaerbico aporta una ventaja adicional, como es la minimizacin de Gases Efecto Invernadero a travs de la generacin de biogs (Metano y dixido de carbono), partiendo de la FOM (Plaza et al, 2004). Asimismo esta tecnologa implica un aprovechamiento de energa renovable. Con estas tcnicas y combustin posterior se minimizar la emisin a la atmsfera de Gases Efecto Invernadero (GEI) por sustitucin del combustible convencional no renovable y por quema del metano, veinticinco veces ms contaminante que el dixido de carbono (comparando con la no intervencin del depsito a cielo abierto).

La problemtica de salud y ambiente es compleja y cualquier accin en este marco necesita de indicadores para evaluar su efecto. Los indicadores son variables que intentan medir u objetivar en forma cuantitativa o cualitativa, sucesos colectivos (especialmente sucesos biodemogrficos) para as, poder respaldar acciones polticas, evaluar logros y metas. La OMS los ha definido como variables que sirven para medir los cambios.

Un indicador requiere siempre del uso de fuentes confiables de informacin y rigurosidad tcnica en su construccin e interpretacin (Registros ordinarios de los servicios de salud, datos de vigilancia epidemiolgica, encuestas por muestreo (encuestas poblacionales), etc. Estas fuentes constituyen generalmente las fuentes primarias de informacin, vale decir, aquellas que recogen sistemticamente informacin con una finalidad determinada. Si estos datos no son confiables o simplemente no existen, se pueden buscar fuentes alternativas que generalmente son estimadores indirectos del valor real.


Metodologia

Se realizaron reconocimientos en campo que comprenden observaciones del vertedero y de los movimientos de vehculos de transporte. Las mismas fueron desarrolladas en base a la determinacin de los riesgos a la salud y el impacto en el ecosistema.

La investigacin pretende definir la relacin entre gestin de residuos y salud de la poblacin de dos barrios de Tartagal, Salta, con realidades socio-econmicas diferentes (Misin Cherenta y 65 Viviendas) mediante el uso de encuestas y entrevistas realizadas en el ao 2010 al 80 % de su poblacin adulta.

Para la identificacin de los efectos de la salud se analizan los vectores que pueden dividirse en dos grandes grupos:

A) Mecnicos: son los que vehiculan el agente etiolgico en sus patas, alas o cualquier parte del cuerpo, por ejemplo: la mosca domstica, la cucaracha, la rata, etc.
B) Biolgicos: son aquellos en los que el agente etiolgico toma parte en su ciclo de vida, por ejemplo: el mosquito Anopheles, el Aedes aegipti, los piojos, las pulgas, las garrapatas, etc.

Otros portadores de enfermedades son los artrpodos, los que adems de actuar como vectores mecnicos o biolgicos pueden afectar la salud del hombre constituyendo ellos mismos la causa de la enfermedad -la sarna y la miiasis-, produciendo intoxicaciones, irritaciones, alergias y entomofobias. Desde el punto de vista sanitario resultan de inters los insectos y los arcnidos. Se considera el Plan Federal De Salud 2005 para relacionar las diversas enfermedades con sus vectores artrpodos y con el modo de infeccin, de manera de direccionar las encuestas en el tema especfico de residuos. Asimismo, se consideran datos especficos de algunos vectores determinados en la observacin para vincularlos directamente con la salud de la poblacin (Tabla 1).

Tabla 1: Vectores. Formas de transmisin. Principales enfermedades
Residuos Slidos Urbanos

En el presente trabajo, se tienen en cuenta las vas de contacto de las personas con los residuos y la relacin entre la limpieza urbana y la salud informada por la OMS que se esquematiza a continuacin:

Figura 1. Esquema de vas de contacto de las personas con los residuos
Fuente. Organizacin Mundial de la Salud. 1995.

Residuos Slidos Urbanos

Se estima del tamao poblacional para el departamento San Martn de la provincia de Salta para el ao 2010 de la informacin del censo nacional de poblacin y vivienda 2001. Se determina el potencial energtico de la fraccin orgnica municipal generada en la ciudad de Tartagal (produccin de biogs considerando la tecnologa de digestin anaerbica).

Para el clculo de la Lnea de Base en lo relacionado a las emisiones de gases de efecto invernadero se utiliz la metodologa propuesta por el IPCC en Directrices del IPCC para los inventarios de gases de efecto invernadero, versin revisada en 1996: Libro de Trabajo (volumen 2).

Se aplica la metodologa por defecto del IPCC que permite calcular las emisiones de CH4 a partir de la siguiente ecuacin:

Residuos Slidos Urbanos

Donde:
RSUT: Total de residuos generados (Kg/ao)
RSUF: Fraccin de RSU depositados en los vertederos
FCM: Factor de correccin para el metano. Por defecto 0,4

Residuos Slidos Urbanos

COD: Carbono orgnico degradable. El porcentaje de COD se determina segn la siguiente ecuacin
CODF: Fraccin de COD asimilado (valor por defecto de 0,77)
F: fraccin de CH4 en el gas (valor por defecto 0,5)
R: CH4 recuperado (valor igual a cero para cualquier municipio de la Provincia de Salta)
OX: factor de oxidacin (valor por defecto 0)

RESULTADOS

Marco Legal


Ley Nacional N 25916 de presupuesto mnimo de Gestin de Residuos Domiciliarios es el marco legal para la gestin adecuada de los residuos.

Segn el ARTICULO 3 Se denomina gestin integral de residuos domiciliarios al conjunto de actividades interdependientes y complementarias entre s, que conforman un proceso de acciones para el manejo de residuos domiciliarios, con el objeto de proteger el ambiente y la calidad de vida de la poblacin.

La gestin integral de residuos domiciliarios comprende de las siguientes etapas: generacin, disposicin inicial, recoleccin, transferencia, transporte, tratamiento y disposicin final.

Ley Provincial N 7070 de Proteccin del Medio Ambiente de Salta, en el Captulo 2 reza sobre los residuos en general.

Segn el ARTCULO 110 En la gestin de residuos y/o sustancias, los municipios debern implementar mecanismos viables para fomentar:

a) El reciclaje de los materiales.
b) La disposicin y tratamientos separados de los residuos biodegradables, de los que no lo son.
c) Apoyar el manejo cooperativo de los procesos de tratamiento.
Ley N 25625 de presupuestos mnimo Ley General del ambiente, enuncia los principios que se debera abordar cualquier plan de manejo de residuos para salvaguardar la salud de la poblacin (Principios de Poltica).
El marco legal es adecuado pero lamentablemente no operativo en nuestras regiones.


Disposicin de residuos en la ciudad de Tartagal. Salta

Tartagal se encuentra a 365 km de Salta, Capital. Es una comunidad que ante el nuevo modelo liberal de los 90 qued desamparada, marginada y aislada. Este nuevo modelo, centrado en capitales mayoritariamente extra-regionales, con escasa incorporacin de mano de obra local, se distingue por una combinacin entre: una considerable generacin de riqueza, que en su mayora no permanece en la zona y un porcentaje importante de poblacin en situacin de pobreza.

Figura 2. Plano de la ciudad de Tartagal. Se demarca el vertedero.
Residuos Slidos Urbanos

En esta ciudad, la disposicin final se realiza por el sistema de vertedero a cielo abierto (VCA), con su secuela social, malos olores, aspecto antiesttico, procreacin de vectores y contaminacin del medio

El vertedero a cielo abierto est ubicado en la Zona Este de la ciudad de Tartagal, dentro del ejido urbano, a 1089 metros de la ruta nacional N 34 y, colindante con el Barrio 65 Viviendas, de reciente inauguracin, como se observa en el plano (Figura 2).

Los lugares por los que acceden al vertedero los camiones de transporte de residuos urbanos, cirujas y otros, son normalmente desde la ruta nacional N 34, desde el sector Sur, proveniente de Misin Cherenta y desde el asentamiento Pueblo Nuevo.

Los Barrios aledaos son los ms expuestos al VCA y los de mayor relacin con el mismo; en su mayora surgidos hace aproximadamente hace mas de 10 aos. Se observa en los barrios cercanos al vertedero, una excesiva proliferacin de moscas, considerndose como el vector de mayor capacidad de transmisin de enfermedades y elevada eficiencia en su diseminacin. Entre ellos podemos encontrar tres comunidades aborgenes que en el catastro municipal figuran como barrios: Cherenta, 9 de Julio y Km6.

Los barrios ms prximos al vertedero y por consiguiente de fuerte influencia son: Tomas Ryan, Tomas Snchez, 65 Viviendas, Misin Lapacho 1, Cherenta, Parcela Martel, Jardn y Provincias Unidas, como se puede apreciar en la figura 2.
Este vertedero presenta dos asentamientos temporarios contiguos: Eva Pern y Pueblo Nuevo sobre el terreno de matrcula 28879 de Uanini de Milanesi.

Figura 3. Barrio 65 viviendas.
Residuos Slidos Urbanos


Figura 4. Barrio Misin Cherenta.
Residuos Slidos Urbanos

Operadores marginales, cirujas y cirujeo

El vertedero de Tartagal es a cielo abierto y es de fcil acceso sin cerco perimetral. Se observa que no solamente concurren al mismo personal calificado, en este caso los empleados de la Municipalidad de Tartagal, encargados de la recoleccin y transporte de los residuos de la localidad, sino que tambin lo frecuentan gran cantidad de personas no relacionadas con el municipio.

Figura 5. Vertedero Tartagal.
Residuos Slidos Urbanos

Estn los que concurren individualmente a depositar sus residuos y los que han hecho del vertedero a cielo abierto su medio de vida y subsistencia. Estos ltimos son Operadores Marginales, denominados cirujas.

Segn datos brindados por la Secretara de Planeamiento y Produccin de la Municipalidad de Tartagal, concurren aproximadamente entre 75 y 100 personas diarias al VCA y si se considera que cada uno de ellos tiene un grupo familiar integrado por entre 3 y 4 personas, se obtiene que entre 300 a 400 personas se encuentran directamente relacionadas con el Vertedero Municipal.

Procedencia de las personas dedicadas al cirujeo
El cirujeo en el departamento San Martn, es consecuencia de los cambios estructurales que acontecieron en las dcadas del 80 y 90, con la expansin de la economa liberal de consumo y los procesos de migracin de los pobladores rurales a las ciudades intermedias, originado por el desempleo.

La mayora de las personas que frecuentan habitualmente el VCA en su condicin de Cirujas, estn radicados en los barrios cercanos, tales como: Misin Cherenta, Eva Pern, Toms Snchez, Toms Ryan, 9 de Julio, Parcela Martell y Km 6.

Figura 6. Procedencia de personas dedicadas al cirujeo en el VCA de Tartagal.
Fuente. Municipalidad de Tartagal.

Residuos Slidos Urbanos

De la totalidad de los cirujas, el 54 % se dedican a la actividad de seleccionar y recolectar chatarra, es decir cobre, bronce, aluminio, hierro. Un 24 % seleccionan, recolectan, almacenan y posteriormente comercializan vidrios, plsticos y cartn, Un 13 % recolectan alimentos, es decir aquellos desperdicios -desechados por otros- que paradjicamente utilizan como sustento nutricional y un 9 % eligen elementos que puedan reutilizarse como vestimenta.
La proporcin mencionada se observa en la figura siguiente:

Figura 7. Distribucin de cirujas por tipo de actividad.
Fuente. Municipalidad de Tartagal.

Residuos Slidos Urbanos

En los siguientes cuadros se muestran los resultados de las encuestas obtenidas:

Figura 8. Nivel de instruccin de los jefes de familia.
Residuos Slidos Urbanos

En la figura 8 se observa que los jefes de familia de la Misin Cherenta tienen un nivel de educacin secundario y terciario inferior al que presentan los del barrio 65 viviendas.

Sin embargo, se puede observar que los porcentajes de primario y secundario alcanza casi el 85 % en 65 Vivienda y casi el 50 % en Cherenta. Pero en este barrio tambin, el porcentaje con ningn nivel de educacin es altsimo, alcanzando ms del 30 %. Esto est indicando la necesidad urgente de mayor educacin en esta zona, tratando de enfatizar en aspectos de salubridad y nutricin, ya que los primeros que reciben los buenos resultados de tales acciones son los nios.

Figura 9. Caractersticas constructivas de la vivienda
Residuos Slidos Urbanos

La figura 9 muestra la mayor precariedad de las viviendas de Misin Cherenta, por lo cual es mayor su vulnerabilidad. La totalidad de los sanitarios en el B 65 Viviendas funcionan con arrastre de agua y poseen cmara sptica y pozo absorbente, presentndose esta caracterstica en solo el 10 % en Misin Cherenta, correspondiendo el 90 % restante a letrinas, es decir a un sistema esttico.


Identificacin de Enfermedades

Se identifican primeramente las enfermedades ambientales detectadas en la regin. Se toma de referencia las condiciones de salud enunciadas por la OMS y se las relaciona a las principales actividades de la regin. Los resultados se muestran en la Tabla 2.

En la poblacin en estudio se detecta las enfermedades relacionadas a la mala gestin de Residuos Slidos Urbanos.

Se puede considerar que la mayor morbilidad en el Barrio 65 Viviendas se debe a la proximidad al vertedero.

Cabe destacar que las enfermedades como parasitosis y diarreas son transmitidas por vectores, mientras que las enfermedades de piel, conjuntivitis, respiratorias y alergias son transmitidas por aire: gases y material particulado por la quema de residuos y material particulado producido por el movimiento de vehculos, etc.

Figura 10. Enfermedades presentes en el ncleo familiar en el ltimo ao.
Residuos Slidos Urbanos


Figura 11. Opinin de los encuestados respecto al origen de las enfermedades.
Residuos Slidos Urbanos

Se observa que un alto porcentaje de los encuestados del Barrio 65 Viviendas relaciona la morbilidad con las problemticas ambientales. Tal es el caso de los residuos (62 % del Barrio 65 Viviendas vs. 36 % de Misin Cherenta).

Figura 12. Vectores detectados en el barrio.
Residuos Slidos Urbanos

Cabra esperar que debido a la cercana al vertedero, el B 65 Viviendas presente mayor presencia de vectores sin embargo las mejores condiciones de saneamiento bsico unido a un mejor nivel educativo, hacen que no se verifiquen las condiciones esperadas.

La observacin en campo en ambos barrios denota

Tabla 2. Relaciones potenciales entre la exposicin a situaciones ambientales y su efecto en las condiciones de salud
Residuos Slidos Urbanos

que el servicio de barrido, limpieza de calle y recoleccin de residuos es deficiente. Lo cual genera la existencia de micro basurales por disposicin en puntos intermedios a su destino. Asimismo no existe una disposicin final adecuada de los residuos generados, pues se trata de un vertedero a cielo abierto, al que pueden acceder animales y personas fcilmente.
El vertedero se encuentra en un rea periurbana densamente poblada, colindante con el Barrio 65 Viviendas que pertenece a un plan provincial de viviendas deducindose de ello, la falta de planificacin urbana, lo cual le consta a las autoridades municipales.


Control de los problemas de salud a travs de la gestin integral de residuos

Los efectos a la salud detectados en los barrios 65 Viviendas y Misin Cherenta amerita una Gestin Integral de Residuos Slidos.
El control sanitario de los residuos en cualquier comunidad debe estar basado en:

a. Su correcto almacenamiento por parte de los generadores.
b. La recoleccin peridica con la frecuencia necesaria.
c. La disposicin final adecuada.

Un buen manejo integral de los residuos debe brindar beneficios ambientales, econmicos y sociales, lo que puede lograrse a travs de la gestin adecuada que incluya la reduccin, reutilizacin y reciclaje (Las 3 R).
La Gestin Ambiental de Residuos Slidos va ms all de la simple eliminacin o el aprovechamiento por mtodos seguros de los residuos y procura resolver la causa fundamental del problema, promoviendo un cambio en las pautas no sostenibles de produccin, consumo y gestin.
En consecuencia, el marco de accin necesaria debe apoyarse en una jerarqua de objetivos.
I) reduccin al mnimo de los residuos en origen.
II) aprovechamiento de materia y energa que incluye la maximizacin de la reutilizacin y el reciclado.
III) tratamiento adecuado de los residuos con el fin de eliminar los riesgos previa disposicin.
IV) disposicin final de los residuos.

La importancia que se d a cada nivel jerrquico, variar segn las condiciones socioeconmicas y fsicas locales, las tasas de generacin de residuos y la composicin de los mismos.

En la actualidad, el reciclaje, en los pases desarrollados constituye todava una actividad impulsada por los gobiernos e impuestos principalmente por la necesidad de proteger el medio ambiente. Esta actividad genera beneficios, como ser, el ahorro de materias primas y energa, minimizando el impacto ambiental. En pases como el nuestro lo que mayormente se busca es la rentabilidad econmica, la cual se canaliza a travs del Cirujeo. El mismo surge en el marco de necesidades de subsistencia extremas en los mrgenes de las sociedades modernas, siendo una forma no organizada de reciclaje. Esta actividad social sirve como amortiguador para las circunstancias econmicas inciertas y cambiantes, siendo un modo de penetrar en los mercados laborales.

En el caso de los vectores, el clima de la zona favorece la reproduccin, grado de actividad, desplazamientos, dispersin y potencial de infeccin. Sin embargo, la fraccin orgnica municipal (FOM) es el medio propicio para su vida y reproduccin por lo que una gestin de la misma a travs de la tecnologa adecuada controlar la poblacin de vectores minimizando los efectos en la salud.

Se evala el potencial energtico de la biomasa de la FOM generada en el departamento San Martn del cual la ciudad cabecera es Tartagal a travs del proceso anaerbico.

Tabla 3. Residuos generados. Clculo de Carbono equivalente para el departamento San Martn.
Residuos Slidos Urbanos

Segn Tabla 3 los residuos generados en el Departamento San Martn tienen la capacidad de emitir 2630 Tn equivalente de carbono por ao. La gestin adecuada podr evitar esta emisin a la atmsfera que comprender una estrategia de mitigacin en el marco de la problemtica de calentamiento global, generando una oportunidad de mitigacin de efectos a la salud por el calentamiento global.

En el 2001 alrededor del 31 % de la poblacin tenan necesidades bsicas insatisfechas vinculadas a problemas de precariedad de viviendas, malas condiciones sanitarias y capacidad de subsistencia (INDEC, 2001). Teniendo en cuenta que el consumo promedio de biogs de una familia tipo utilizando los artefactos mencionados es de 1960 m3 anuales, con el volumen de biogs que es posible aprovechar es factible satisfacer la demanda energtica bsica de 80 familias en el departamento General San Martin.

Asimismo en la gestin de residuos se propicia el reciclado de las fracciones secas tales como papel, metal y vidrio aumentando el ciclo de vida de los mismos, reduciendo la utilizacin de materia prima virgen y el uso de energa en el proceso de produccin. Esta accin conlleva un efecto positivo paralelo en la salud, considerando que el transporte se reduce notablemente por la desviacin de los residuos reciclables.


Conclusiones

Este trabajo nos da una visin general de que el ambiente donde se desarrolla la poblacin en estudio, es inadecuado, tratndose de un rea de elevado riesgo sanitario, en donde las patologas de referencia pueden ser la punta de un iceberg social.

Se puede apreciar a travs del presente estudio que la vulnerabilidad de los habitantes del B Misin Cherenta, es mayor a pesar de que se encuentran ms alejados del vertedero, debido a las diferencias socio culturales y de infraestructura en saneamiento bsico (agua, residuos, excretas y calidad de vivienda) que presentan ambos asentamientos humanos. La morbilidad atribuible a vectores (diarreas, parasitosis) es similar en ambos barrios, a pesar que por distancia se esperaba un mayor ndice en el B 65 Viviendas, esta situacin se podra deber al mejor nivel educativo y a la mejor situacin respecto al saneamiento bsico. Con respecto a las enfermedades de piel, conjuntivitis, respiratorias y alergias atribuibles a transmisin por aire a partir de gases y material particulado de la quema de residuos esta genracin se acenta por el movimiento de vehculos, olores, etc., el porcentaje de morbilidad en el B 65 Viviendas es mayor debido a que la distancia al vertedero de menos de 100 metros.

De acuerdo al tipo de residuos y a un estudio ms profundo de la poblacin en cuestin, seguramente surgirn otro tipo de patologas infecciosas, infectocontagiosas por contacto con residuos orgnicos, biopatognicos y elementos cortopunzantes de descarte y otras enfermedades causadas por agentes qumicos, tales como, plomo provenientes de acumuladores, mercurio de pilas, etc.

Los campos de la salud y el ambiente estn ntimamente relacionados, conformando una funcin binomial dinmica, compleja con mltiples funciones y fcilmente evidenciables, cuyo abordaje debe ser conjunto.

La aplicacin de la tecnologa anaerbica para el tratamiento de la Fraccin Orgnica Municipal generando biogas, permitir controlar los vectores derivados. Esta, no solo mitigar las enfermedades trasmitidas por vectores sino los efectos provocados por la generacin de Gases Efecto Invernadero, caso del calentamiento global. Asimismo, el aprovechamiento energtico bsico beneficiara 80 familias del departamento San Martn.


Referencias

1. Directrices del IPCC para los inventarios de gases de efecto invernadero, versin revisada en 1996: Libro de Trabajo (volumen 2).
2. Ley N 25675. Ley General del Ambiente. Nacional. Presupuestos Mnimos. 2002.
3. Ley N 7070. Ley de proteccin del ambiente. Provincia de Salta. 1999.
4. Ley N 25916. Gestin de Residuos Domiciliarios. Nacional. Presupuestos Mnimos. 2004.
5. Organizacin Mundial de la Salud. El camino saludable hacia un mundo sostenible: salud, medio ambiente y desarrollo sostenible. OMS. 1995.
6. Organizacin Mundial de la Salud. Salud ambiental bsica. Red de formacin ambiental. OMS. PNUMA. www. rolac.unep.mx.
7. Organizacin Panamericana de la Salud. La salud y el ambiente en el desarrollo sostenible. Publicacin cientfica N 572. OPS 2000. Marco de accin en salud ambiental. 2003 2007.
8. OMS. Preparacin de indicadores para vigilar los progresos realizados en el logro de la salud para todos en el ao 2000. 1981.
9. Plaza G, Cruz C., Pasculli M. Aprovechamiento energtico y mitigacin del cambio climtico a partir de la fraccin orgnica municipal de Tartagal, Conferencia Tcnica Internacional Rellenos Sanitarios para Amrica Latina. ISWA. 2004
10. Plaza G., Pacheco O. Propuesta de Gestin Integral de Residuos en la Provincia de Salta. Avances en Energas Renovables y Medio Ambiente Vol. 4, N 1, 2000, ISBN 0329-5184, pg. 01.69 a 01.74. 2000.
11. Sistema de Informacin Ambiental. Secretara de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Nacin (www.
medioambiente.gov.ar/sian).
12. Web Gabriel Rada. Toms Merino. Revisado 2010


Por: Gloria Plaza, Omar Zapata
Fuente: www.scielo.org.ar



VER ARCHIVO DE ARTCULO